7 razones para amar las bodas en Navidad.

Las bodas en Navidad nos flipan porque están llenas de magia: Familia, amor, compartir…

El día de tu boda es siempre un día especial, marcado con fosforito y purpurina en el calendario. Si le sumas el encanto magnético del invierno y las ganas de reunirse con los seres queridos, la emoción de una boda en Navidad sube exponencialmente.

Sí, ya sabemos que las bodas se celebran en los meses de calorcito, porque hace mejor tiempo. Pero…

¿Y si la posibilidad de precipitaciones no jugase en tu contra sino a tu favor?

¿Y si el frío invierno subiera las apuestas en cuanto a looks de novia e invitada?

¿Y si pudieras derretir la nieve con el calor hogareño de la Navidad?

Después de estos súper argumentos, quizá te estés planteando una boda en Navidad (fun, fun, fun). Pues agárrate, que ahora viene cuando descubres todas las razones (de peso) para que te lances a por una boda navideña.

La decoración navideña crea un ambiente muy romántico.
Una boda navideña recurre a elementos navideños para generar un ambiente mágico.

La decoración navideña es muuuy romántica.

Tú decides si tu estilo se acerca más a lo minimal o si apuestas todo al rojo y verde. Lo que es innegable es que esta época es perfecta para escoger un tema perfecto para una boda, sin devanarte los sesos.

Los colores rojo, verde y blanco recrean un entorno especial, y si las mezclas con toques de dorado o plateado, puedes ganar un plus de sofisticación.

El muérdago y el acebo son plantas con un gran significado romántico y que cobran mucho sentido en una boda con temática navideña.  ¿No te parece perfecto llenar de verde los centros de mesa?

Un seating plan original.

El seating plan con elementos dorados tiene clase y el toque justo de navidad.
Utiliza colores navideños para el seating plan navideño más romántico del mundo.

El seating plan es uno de los rincones de la boda en el que todo el mundo se detiene, aunque sea unos segundos. La navidad te permite tener un seating plan creativo sin perder la cabeza con algo demasiado complicado.

Utiliza árboles de navidad para colgar bolas personalizadas que los invitados podrán llevarse.

O cuelga tarjetas con sus nombres que luego puedan devolverte con una dedicatoria, al estilo de un árbol de los deseos navideño.

La doble utilidad de estos árboles de Navidad evitará que queden olvidados tras pasar al salón, y te puedo asegurar que darán que hablar entre los asistentes a tu boda.

Oh, dulce Navidad.

Si, sí, dulce… Muy dulce. Y qué fácil es llenar una mesa dulce en navidad…

Muñecos de jengibre, bastones de caramelo, gominolas rojas y blancas, un poco de turrón y dulces típicos…

Añade galletas de jengibre, algunas chuches rojas y tendrás el candy bar más fácil de organizar y memorable que puedas imaginar.

¿Qué tal si sirves un chocolate calentito? Es algo sorprendente, y además a todo el mundo le encanta.

“Llena tu candy bar de dulces típicos y unas tazas de chocolate caliente”.

Detalles de boda con un toque navideño.

Si no sabes qué regalar a tus invitados, ¿qué tal si optas por algo genuinamente navideño? Por ejemplo, adornos para el árbol personalizados. O un calcetín con dedicatoria incluida.

Tu vestido de novia.

El dilema más viejo del mundo: ¿Aprovecho el vestido durante todo el día o me cambio varias veces?

Igual no has pensado que en invierno hace un poco de frío, y que puedes añadir accesorios fantásticos a tu look. Atrévete con una capa, o quédate con una estola o un sobrevestido…

También puedes añadir algún guiño diferente, como zapatos en color rojo, o algún elemento de pedrería que recuerde a los copos de nieve. Es navidad, puedes dejarte llevar. Aprovéchalo.

En invierno los complementos del vestido de novia ganan mucho peso.
El vestido de novia en invierno gana relevancia gracias a los complementos.

“Siéntete como una reina de hielo y apuesta por un look invernal”

La luz de las bodas en Navidad es perfecta.

La luz de navidad es muy distinta de la de verano. Es menos intensa, más delicada… Tiene algo que toca el corazón. Aunque las horas de luz natural son más cortas, pero se puede jugar más con guirnaldas de luces o el brillo de las lámparas.

Las fotos, en invierno, ganan un plus de… no sé, nostalgia alegre, intimidad, relax.

Organizar un fotomatón navideño es facilísimo.

Hazte con unos gorros de navidad, un par de diademas de reno y bastones de caramelo gigantes… y añade unas narices de Rudolph. Y ya tienes listos los accesorios para un fotomatón que tus invitados podrán aprovechar para sus felicitaciones navideñas.

Celebrar una boda en navidad es más barato.

La mayor concentración de bodas se da desde marzo a septiembre. Es lógico que los precios se disparen en esta época… Por esta razón es muy posible que consigas descuentos en restaurantes y otros servicios si eliges celebrar tu boda en Navidad.

Eso sí, ten en cuenta que los restaurantes no van a cerrar porque sea tu boda… Debes evitar fechas marcadas como Nochebuena o Año Nuevo. Además, tus invitados te lo agradecerán.

Los tonos blancos, verdes y dorados son los preferidos para una boda de navidad con estilo.
Recibe a tus invitados con un rincón acogedor y natural.

“Evita fechas señaladas, tus invitados te lo agradecerán”.

La lluvia no arruinará tu boda navideña.

Reconozcámoslo: Aunque el refrán dice “novia lluviosa, novia dichosa”, esta es la pesadilla de cualquiera. Novia lluviosa no tiene por qué ser dichosa… pero tampoco tiene que ser horrible.

La amenaza de lluvia en una boda de exterior en primavera puede ser una catástrofe si no tienes un plan B. Pero… ¡sorpresa! Estamos en invierno, y ya sabes lo que puede pasar en las bodas en Navidad. Seguro que tienes en cuenta que, quizá, el día no sea muy soleado.

Y es genial, porque todos los invitados se vestirán lo suficientemente abrigados, y puedes conseguir que un salón interior sea tan acogedor como una cabaña de montaña con chimenea.

Aún estás dudando, lo percibo.

La iluminación navideña no tiene por qué ser hortera.
Luces cálidas y un entorno con encanto. No necesitas más.

¿Has pensado que toda la ciudad estará decorada y luminosa? No hay otro momento del año en el que el mundo entero pueda formar parte de la decoración de tu boda… piénsalo.

Si eliges esta temática, la época juega a tu favor: todas las calles estarán decoradas para la ocasión. Tendrás luces y flores de pascua por cada rincón.

La conclusión de todo esto es que, aunque el día de tu boda será especial en cualquier época, la navidad es un momento ideal lleno de amor. Si eres atrevida y no te dan miedo las bodas en Navidad, existen tantas posibilidades como personas en el mundo.

Y tú, ¿Te atreves con una fecha fuera de lo común? ¿También te encantan las bodas en Navidad?

Deja tu comentario. Y si quieres que hablemos sobre tu boda, déjame un mensaje aquí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *