Celebrar una boda en el mes de diciembre, en Navidad, puede parecer algo arriesgado. Pero María y Víctor celebraron su boda en Valencia y todo salió perfecto. Apenas hacía frío, la ceremonia se hizo en la iglesia de San Agustín. Un templo gótico espectacular decorado para la ocasión con toques navideños. Al terminar, paseando por el centro de Valencia, hicimos un pequeño reportaje hasta llegar al Ayre Hotel Astoria Palace Valencia, que preparó el banquete en la última planta donde pudimos disfrutar de unas vistas de Valencia inmejorables. Un placer trabajar con vosotros, y hacerlo todo a vuestra medida y sobre todo, a medida de vuestra preciosa Adriana.