La alegría es un sentimiento que manifestamos exteriormente. Y es algo que Marta y Juan transmiten a todos los que les rodean. La libertad es otro de sus pilares. Quieren vivir libres, rompiendo convencionalismos. 

Organizaron una boda supernatural, con un toque rústico, donde todos sus amigos e invitados pudieron sentirse cómodos. Todos los invitados de una u otra forma disfrutaron a tope de un día primaveral. 

Como fotógrafo de bodas en Murcia, tengo la suerte de conocer muchas fincas y lugares bonitos de la región. En esta ocasión, el lugar elegido para la celebración civil y la comida fue el Hotel Casa Boquera. Un agradable lugar que se encuentra entre campos extensos de viñedos. El complejo rodea un jardín privado con un mirador desde el que se puede contemplar la belleza del paisaje de todo el valle.

Escenario ideal para una ceremonia exterior.

No cambiéis nunca. Os deseo lo mejor.

Vestido novia: Pronovias

Traje novio: Superlatio.