Si tu madre es de allí. Si tus padres se conocieron estudiando allí. Si conociste a tu chica allí. Si los dos habéis estudiado allí. Si habéis trabajado allí. Si además es la ciudad con más embrujo del mundo. ¿Dónde si no hacer tus fotos de pre boda? Pues en Granada.

 Hacer una escapada con Luis y Adela a Granada es una de las mejores cosas que me ha pasado este año. Luis, es amigo mío desde hace tiempo, y desde que me contó que había pensado ir allí para hacer el reportaje, consiguió ilusionarme. Desconectar de la rutina con dos personas como ellos es algo maravilloso. De verdad, gracias. Lo pasamos realmente bien. 

 La pasión con la que te enseñan cada rincón de la ciudad, te hace sentir que estás con gente de allí. Nadie podría pensar que son los dos murcianos.

 A veces las cosas pasan como y cuando deben de pasar. Sin duda la historia de Luis y Adela es preciosa. Me encanta ver todo lo que se quieren y respetan.

 Adela también desconectó, porque a la vuelta, debía pasar una entrevista que podría cambiar sus vidas. Y de hecho la pasó. Y su vida cambió. Justo después de su boda volaron hasta Texas, Estados Unidos, para iniciar un nuevo trabajo y una nueva vida de casados.