Muchas parejas quieren estar atentas en todo momento a sus invitados durante la celebración de su boda. Y eso dice mucho de ellos. Es el caso de Maribel y Jose. El día de su boda fue muy intenso, con muchísimas emociones, y en todo momento estuvieron acompañando a sus invitados. Ellos tenían muy claro que el día de la boda no habría tiempo para hacer un pequeño reportaje. Por lo que decidimos hacer un gran reportaje un mes después de la boda.

Para hacer esta postboda en Valencia decidimos desplazarnos a las playas de Tavernes de la Vall Digna y al monasterio de Simat. Es una zona preciosa de Valencia muy recomendable para pasar un día agradable.